Crítica de ‘La odisea de Alice’ (Cine Divergente, 26/01/2016)

Históricamente, el discurso de la ausencia está en manos de la mujer: es sedentaria, mientras que el hombre es cazador, viajero. La mujer es fiel (espera), el hombre es voluble (se embarca)

Roland Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso

En la comedia romántica Y de repente tú (Trainwreck, Judd Apatow, 2015), los estereotipos de hombre y mujer en las relaciones de pareja se invierten para mostrar a un personaje protagonista (interpretado por Amy Schumer, que es además guionista) que disfruta de su sexualidad y su trabajo sin complejos ni restricciones de género, y mucho menos sin compromisos. Lástima que esta visión de la mujer moderna acabe sucumbiendo a las convenciones propias del romance hollywoodiense y ejerciendo contra la protagonista una penitencia por una mala forma de vida que debe corregir de inmediato bajo el ejemplo, finalmente triunfal, de su hermana mayor, madre y esposa.

Sigue leyendo en Cine Divergente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: